2 junio, 2017

La trampa del régimen a dos días de votación en Edomex

Manuel Hernández Borbolla

La guerra por el Estado de México en todo su esplendor. A dos días de la elección, aparece un video en Youtube donde se escucha al hijo de Andrés Manuel López Obrador hablando con Yeidckol Polevnsky, sobre cómo justificar el financiamiento de Morena a través de una empresa. En el video de tres minutos, no se especifica nada más del tema y no se puede determinar si el asunto es legal o no. Pero desde luego, en la política hay momentos cruciales donde ensuciar al adversario generando la sensación de que se ha cometido un crimen, se vuelve más relevante que siquiera probarlo. No es casualidad que el escándalo se detone dos días antes de la elección a la gubernatura del Estado de México. La guerra sucia en su máximo esplendor.

A pesar de que grabar llamadas telefónicas sin orden judicial es ilegal, y se ha podido documentar que el gobierno de Enrique Peña Nieto ha espiado a activistas y periodistas de manera ilegal, la gente caerá fácilmente en la trampa. Muchos de los que dudaban en votar por Morena se dejarán engañar de la manera más burda y vil, desmotivarán a los indecisos, y quizá con eso le alcance al PRI para retener su feudo de impunidad en el Estado de México, en la elección más reñida en la historia de la entidad. La gente será manipulada por la embestida mediática, por el escándalo como sustituto de la verdad, el espectáculo como una forma de disfrazar un nuevo fraude electoral. Y la gente se conformará con decir: “todos son iguales”. Algunos ingenuos votarán por el carismático candidato del PRD, Juan Zepeda, que no tiene posibilidades reales de ganar. Otros ni siquiera se tomarán la molestia de salir de la comodidad de sus casas para tachar una jodida boleta e impedir que continúe el abuso sistemático al que han sido expuestos los mexiquenses en los últimos 90 años.

Falta que Morena aclare el caso, pese a estar amordazados por la veda electoral. Y fincar responsabilidades si el caso lo amerita. Pero a estas alturas de la contienda, la trampa puede ser un factor decisivo para definir una elección de Estado donde el gobierno mexiquense y el gobierno federal han operado desde hace meses para condicionar la compra y venta del voto ante la complacencia de las autoridades electorales. Una vez más, los mexicanos más desinformados caerán en la trampa del “peligro para México”. Pasan los años y las trampas siguen surtiendo efecto. Lo vimos en 2006 y lo vimos en 2012. Seguramente lo veremos en 2018, como lo vemos justo ahora, justo cuando el PRI está en peligro inminente de perder su principal bastión.

Por primera vez en su vida, estimado lector, haga un esfuerzo para darse cuenta de la manera tan grotesca en que el actual régimen político que incluye por igual al gobierno, los partidos en el poder y los medios de comunicación, intentan burlarse una vez más, cagarse encima de usted, de la manera más vil.

No se puede permitir de ningún modo que el PRI gane el domingo. Hoy más que nunca, es necesario votar por Morena para acabar con la maquinaria electoral más poderosa del país, la del PRI en el Estado de México, misma que ha logrado mantenerse en el poder con niveles humillantes de corrupción y ha permitido incluso imponer presidentes como Peña Nieto, cobijado por un régimen corruptocrático que ha desgarrado al país.

Hoy más que nunca, es necesario votar por Morena, no para beneficiar a López Obrador, sino para dar la pelea y tratar de generar condiciones mínimas para el ejercicio de la democracia en 2018. El costo de no hacerlo, puede resultar muy alto, y puede desencadenar en una guerra civil de grandes proporciones como la que acontece en Siria. De ese tamaño es lo que está en juego.

Este país no aguanta otro sexenio de impunidad y violencia como los que hemos padecido de la mano de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. Este país se cae a pedazos mientras la gente se sienta placenteramente para ver cómo se va todo a la mierda. No se convierta una vez más, en víctima o rehén de la clase política que ha destruido a México. Es momento de despertar. Deje de esgrimir argumentos infantiles para justificar su apatía. Por si no se ha dado cuenta, desde hace muchos años vivimos una guerra sin cuartel a la que no podemos permanecer indiferentes toda la vida. Por más que uno quiera evadirse de la realidad, la realidad lo termina alcanzando a uno, de una manera u otra. Es momento de lucha contra el actual régimen canalla, en las urnas, en las calles o como sea necesario.

No podemos permitirnos volver a caer en la trampa.

Foto: centralmunicipal.mx

Déjanos tu opinión

Leave a Comment