24 noviembre, 2016

Una medalla que criminaliza estudiantes

-Nada hubiera pasado si no nos disparan: normalista

img_20161123_131443
Padres de Familia de los 43 en la Cámara de Diputados

La entrega de la medalla Belisario Domínguez –por el Senado- a Gonzalo Rivas Cámara, el “héroe de la gasolinera”, suscitó un debate entre quienes defendieron que salvó la vida de decenas de personas y los que argumentaron el uso de este galardón para criminalizar a las protestas estudiantiles en Guerrero.

El 12 de diciembre de 2011 normalistas de Ayotzinapa bloquearon la Autopista del Sol en su tramo de Chilpancingo, demandaban apertura de plazas para los egresados de su centro de estudios.

Fuerzas federales y estatales acudieron a levantar la manifestación, pero hubo disparos de arma de fuego; el resultado fue de dos estudiantes muertos y la hazaña del galardonado, quien al ver un incendio en un cercano expendio de combustible, se arriesgó a cerrar las bombas, lo que le hizo sufrir severas quemaduras en el 37 por ciento de su cuerpo, que después le provocaron la muerte.

Ángel Mundo Francisco, secretario general del Comité Estudiantil de la Normal de Ayotzinapa, consideró enfático que la presea es una acción contra la lucha normalista.

“Sabemos especialmente que esto es una estrategia de criminalización para la Normal de Ayotzinapa”, indicó en entrevista luego de un encuentro entre padres de los 43 normalistas desaparecidos y diputados federales.

“Eso viene a aparentar, a dar un mensaje de que los estudiantes tuvieron la culpa de la muerte del señor de la gasolinera y no es así, de los videos pueden verlos claramente, las personas que meten lumbre en la gasolinera, ni siquiera son del grupo de estudiantes, curiosamente salen del lado donde se encontraban los policías”.

Ángel Mundo explicó: “sinceramente lo decimos, al señor de la gasolinera le faltaba capacitación, porque si él hubiese estado bien capacitado, sabría que de antemano al momento que se detecta fuego, las bombas automáticamente se cierran para que no haya una explosión más grande”.

-La Medalla Belisario Domínguez a Gonzalo Rivas, ¿representa un golpe directo contra el movimiento?

-No, eso no… hemos tenido verdaderos golpes y aun así los padres aquí siguen; intentos de división, de compra, compra de sus hijos prácticamente, golpes, en los cuales han difamado a los abogados, a los expertos, a los padres y a pesar de eso aquí seguimos.

El también sobreviviente del 26 de septiembre de 2014, en la que desaparecieron 43 de sus compañeros en Iguala, aseguró que a pesar de todo lo que ha pasado, el acoso y hostigamiento contra los futuros maestros rurales ha sido constante.

“Cada vez que la Normal de Ayotzinapa entra en movimiento, cada vez que hay una marcha, manifestación, inclusive en las marchas de los padres siempre se ha tenido que lidiar con las personas infiltradas, siempre se ha tenido que lidiar con la gente provocadora”.

La presea Belisario Domínguez, en homenaje al senador chiapaneco que denunció al régimen usurpador de Victoriano Huerta en 1913, es entregada cada año por la Cámara de Senadores para premiar a ciudadanos que hayan destacado por su ciencia o su virtud como servidores de la patria y la humanidad.

En su edición 2017 Gonzálo Rivas fue el recipiendario, a pesar de las posiciones a favor y en contra, pero en opinión de Ángel Mundo Francisco, el galardonado no debió sacrificar su vida para convertirse en un héroe.

“Nada de eso hubiera pasado si los policías ministeriales, estatales y federales no hubiesen llegado disparando y matando a dos de mis compañeros, así de fácil, nada de eso hubiera pasado”, concluyó.

dbm

Déjanos tu opinión

Leave a Comment