9 julio, 2016

El terrorismo mediático de Donald

Viajando  por las redes descubrí un, tal vez, indignante artículo, publicado el 5 de Mayo en el diario argentino “La Nación”, donde se menciona que el candidato republicano a la casa blanca, Donald Trump, dijo en una entrevista en vivo, con la cadena televisiva CNBC que de no convertirse en el próximo presidente de los Estados Unidos, su contrincante, Hillary Clinton, nombrará al próximo Juez de la Suprema Corte, quien seguramente convertirá a Norteamérica en un gobierno latinoamericano como Argentina o Venezuela. Link

 

Posiblemente hallan escuchado la noticia, incluso en un diario local. Pero lo que aquí quiero discutir no es el evento sucedido a partir del candidato a la presidencia de los EEUU; es un tema más cercano a nuestro lugar como consumidor de medios, y… diría yo, tal vez algo más personal. Esto a partir de que al estar en mis redes sociales llegó una publicación compartida. Dicha publicación elaborada muy conscientemente por el diario local “El Sol de Nayarit”.

 

No es necesario ver todo el video para conocer la postura antigubernamental, postura mediática al cual tiene derecho cualquier medio de comunicación. La cuestión a debatir es sobre la responsabilidad de sus lectores para no convertirse en crédulos seguidores de las ideologías empresariales o gubernamentales. Ideologías que pueden legitimar las acciones llevadas a cabo por grupos en el poder o echar abajo hasta el más fuerte gobierno, todo esto a partir de formar fieles seguidores a sus causas. Recuerden que no en vano se le ha llamado a los medios de comunicación “El Cuarto Poder”.

El tema mediático que ha perdurado durante mucho tiempo en los medios de comunicación internacionales es la situación por la que pasa el pueblo venezolano desde la llegada de Hugo Chaves (1954-2013). Líder realmente controvertido tanto por sus declaraciones anti-capitalistas dirigidas al gobierno norteamericano, como la aplicación de reformas que nacionalizaron un par de empresas de comunicación telefónica y la aplicación de una nueva constitución en 1999, la cual colocaba como eje del mercado interno a las decisiones gubernamentales; mostrando intolerancia hacia una oposición generalmente empresarial del país.

 

“No sería extraño que en Marte haya habido civilización, pero a lo mejor llegó allá el capitalismo, llegó el imperialismo y acabó con ese planeta” (año 2011)

 

Tenemos que estar consciente que generalmente existen intereses entre los involucrados, y al saber que Venezuela es uno de los principales países con las reservas petroleras más importantes a nivel mundial, incluso más que Arabia Saudita. Reportando en 2011 una reserva probada de  573.000 millones de barriles (8.16×10^10 m³) de crudo.

País que exporta diariamente  2,6 millones de barriles por día (350×10³ m³) una exportación muy similar a la que México realiza teniendo en cuenta que nosotros tenemos una infraestructura petrolera apoyada por décadas de construcción de plantas y pozos.

Aquí les dejo un link de la PMI para que vean el gráfico.

Teniendo en cuenta esto, no seria muy difícil pensar que las empresas mediáticas que apoyan el libre comercio están interesadas que sus gobiernos puedan participar de alguna manera para ayudar a la extracción de todo ese Petroleo a una nación que no tiene la capacidad económica para mantener a su pueblo bien vestido y alimentado, según estas, ¿verdad?

Y aquí se encuentra el dilema, ¿quién se quedará la plusvalía de la extracción de todo ese crudo?

¿Serán las empresas extranjeras que quieren extraerlo de manera veloz o el gobierno venezolano a un ritmo más pausado?

¿Te suena similar, Sr. mexicano?

Pero regresemos a nuestro tema de ejemplo. La producción de un discurso de comunicación con enunciados claramente tendenciosos en favor de un sector magisterial, discurso meramente francés al estar marcando con claros adjetivos calificativos, pausas dramáticas, gestos desaprovatorios, datos consecuentes y demás posibilidades retoricas en sus discursos. Elementos que sin dudar ofrecerán al lector una postura marcada ante el sujeto responsable de la noticia. Esto a causa de la natural Empatia del Lenguaje.

Diganme por favor quién fue el malo en el siguiente video. Teniendo en cuenta la gran labor que la reportera menciona a partir del minuto 3:50

En esta situación es fácil la manipulación de sus espectadores, al existir voz en off e imágenes violentas que pasan una y otra vez las cuales apoyan sus argumentos de haber sido agraviados y ser limitados en su trabajo para servirle (honesta y de manera gratuita) a usted sr. espectador. El equipo de Consideraciones se abstiene de ofrecer su postura, pero analizando la edición se ve en el segundo 0:37 el interesado en tener un primer contacto físico son los reporteros.

No todo lo que vemos necesariamente es una “verdad indiscutible”. En las redes socio-digitales abundan los videos donde aparecen abusos; personas violentas que son capturadas en tiempo real para ser evidenciadas ante la gran masa que ahora todo lo observa y juzga. Pero ¿algunas vez nos hemos detenido a pensar cuántos de esos videos han sido editados? Y no nos referimos necesariamente a una manipulación posterior a su grabación, sino al momento en que es grabado el video. Es decir, muchas veces vemos personas iracundas pero no el contexto previo que las pudo haber desquiciado.

En resumen, aquella frase de que “una imagen dice más que mil palabras”, en estos tiempos resulta peligrosa, pues toda imagen o video, necesariamente a merita un contexto, de palabras que pongan en su justa dimensión y explique lo que vemos. El caso Donald Trump, es un claro ejemplo de la manipulación mediática, pues todo su iracundo discurso misógino y racista, sólo le ha servido a él para hacerse publicidad gratis, promovida por las propias víctimas de su discurso.

 

Déjanos tu opinión

1 Comment on this Post

  1. Roberto Aguilar

    Los medios de comunicación siempre tienen la ventaja, ellos tienen la ultima palabra y la verdad limitan mucho el espacio que se gun ellos dan en derecho a replica.

Comments are closed.